SOLSTICIO DE MUERTE

Ahora trabajo por obligación, una obligación que es como un espejismo: no se si existe. Ahora muero un poco. ( A todxs mis compañerxs temporales) : «Trabajar por obligación será siempre morir un poco dicen…
Y si trabajamos es por la vida. Por ese fundamental derecho a sentirnos y estar vivos. Por la vida de nuestras familias, de nuestros amigos, de nuestro planeta y por nuestra propia existencia.
Enriquecer a otros, obedecer a jefes repugnantes, correr para no llegar tarde, fingir sonrisas, recibir sueldos de hambre: todo mata.

Transformamos nuestras manos, nuestro ser, nuestros cuerpos y esfuerzos en algo ajeno.Para hacerlo bien, por un negocio que no es nuestro. Vamos dejando de ser nosotros. Nos volvemos invisibles e insignificantes para aquellos que nos pagan. Y no hay sueldo que alcance, que finja dignidad o entretenga el hambre de nuestros hijos y nos miran con la repugnancia que más merecerían ellos, los que se esconden tras los escritorios y la codicia y la flojera. Nos hacen correr al matadero.
Perdemos momentos de placer, de ocio y creatividad, y olvidamos la capacidad de imaginar mañanas totalmente distintas.
Nosotros, los condenados al abismo de lo homogéneo, de la rutina, de la incapacidad y los límites absurdos que nos imponen. Estamos perdiéndolo todo acá abajo, en este infierno. Perdemos los besos familiares y amigables, las caricias reconfortantes y las luces grilletes en la cabeza que nos esforzamos en aliviar. Pensamos en tomar al empresario como amigo, como aliado, como lo que es, una persona, pero no. Ellos quieren dinero, no amor.
Ser un trabajador ejemplar y aguantar sin chistar nunca será señal de orgullo. No seremos esclavos felices. No cesará la lucha hasta que la dignidad y la justicia, la paz y la salud, la vida y las estrellas, sean una realidad. Y entonces será el nuevo mundo, y será que seamos.»
No he podido saber quién lo escribió.

Intérprete, dramaturgia y dirección: Nieves Pedraza
Audiovisuales: Antonio L. Pedraza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *